Tipos de cubiertas industriales


CUBIERTAS INDUSTRIALES

La cubierta de una nave industrial es fundamental según el uso al que se destina la construcción. Es por ello que debemos establecer las necesidades para poder elegir el material más apropiado.

Según las necesidades energéticas, el clima de la zona y el uso de la nave disponemos de distintas opciones en el mercado, las más usuales son las siguientes:

 

CUBIERTA DE PANEL SANDWICH

Cuando resulta necesario un aislamiento de cubierta así como para evitar condensaciones por la diferencia de temperatura es el producto ideal. El cerramiento es estanco ya sea con paneles unidos mediante tapajuntas como los paneles de solape .

El panel sandwich es un producto compuesto por un núcleo aislante que puede ser de poliuretano (disponible en dos composiciones distintas: PIR y PUR) o lana de roca.

El exterior del panel es una chapa lacada de espesores entre 0,4mm y 0,6mm según fabricantes o necesidades del cliente. Hay modelos de 2, 3 o 5 grecas o incluso acabado con imitación a teja que proporcionan una estética diferenciada.

Para el interior las opciones son aún más variadas. Las más comunes pueden clasificarse en:

  • Acabado blanco estándar: la chapa inferior lleva un nervado que le confiere rigidez. Es el acabado más común en cubiertas industriales aunque también es frecuente en construcción residencial
  • Acabado imitación madera: la chapa está lacada con imitación a las vetas de la madera. Puede llevar el perfilado nervado del panel blanco o imitación a lamas de madera  con una mayor sensación de realismo.
  • Acabado poliéster: usado en ambientes con alta probabilidad de corrosión como piscinas, granjas de animales, industrial alimentaria, etc. La capa inferior es de poliester antibacteriano.
  • Madera laminada: a diferencia de la imitación madera este panel lleva incorporado un friso de madera natural barnizado en el color elegido por el cliente. Ideal para rehabilitación en viviendas rústicas, bodegas y pabellones.
  • Chapa acústica microperforada: indicada para absorción de ruidos es muy común en edificios donde se albergan espectáculos musicales, salas de conciertos o locales con ambientes ruidosos como pubs o discotecas. El núcleo aislante de este panel es de lana de roca por las mejores características acústicas.

 

CUBIERTA DE CHAPA CONFORMADA

Es el acabado más sencillo para cubierta industrial. El cerramiento es perfectamente estanco al coste más económico.

Se puede elegir entre un acabado en chapa galvanizada o en chapa prelacada en una amplia gama de colores.

Respecto de la forma de acabado hay una gran variedad en el mercado siendo las más comunes las de tipo trapezoidal, minionda o mixta. También puede perfilarse en imitación a teja con colores que se integran perfectamente entre la edificación más convencional.

TRANSLÚCIDOS Y CHAPAS DE LUZ

Si la elección de la cubierta es importante no lo es menos la incorporación de placas translúcidas. Combinar en la cubierta placas ciegas con placas translúcidas es lo aconsejable.

Los materiales más usados en chapas de luz son el poliester y el policarbonato en sus distintos espesores.

Las placas de poliester son sensiblemente más económicas pero tienen un mayor desgaste en el tiempo. Suelen perder transmisividad por lo que necesitan renovarse cada cierto número de años según la exposición y climatología. Se combinan con los perfiles de chapa más usados, así como con placas de fibrocemento.

Las placas de policarbonato compacto son más resistentes y tienen mayor transmisión de luz. Están disponibles en múltiples acabados y formas.

Los acabados de color más usados son el cristal (la placa es completamente transparente) o blanco opal (el acabado es blanco aunque confiere más luminosidad a la estancia). Ambos combinan con la mayoría de perfiles del mercado.

El policarbonato celular además de luz confiere un grado de aislamiento que depende del espesor y las capas que lo componen. Es ideal para combinarlo con panel sandwich ya que la mayoría de las marcas disponen de piezas compatibles que garantizan una completa estanqueidad.

¿Te ha gustado el artículo? Ayúdanos a mejorar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *